EL BOXEO

EN CANARIAS

WENCESLAO MONTELONGO EXPOSITO

ARBITRO INTERNACIONAL DE BOXEO

 

 

MONTELONGO EN UNA IMAGEN QUE RESULTO PREMIADA EN UN CONCURSO FOTOGRÁFICO

HAZ CLICK SOBRE LA IMAGEN PARA VER SU ÁLBUM DE RECUERDOS

 

Gracias a su hijo TOMAS actual Presidente de la Federacion Tinerfeña de Boxeo por la colaboración prestada y que ha hecho posible que se puedan ver aqui estas imágenes y que ya forman parte de la historia del Boxeo

El boxeo rinde homenaje a Montelongo

La Asociación Canaria Amigos del Boxeo, que preside el destacado ex campeón de España Felipe González Delgado, le prepara un justo y reconocido homenaje de simpatía al ex árbitro internacional de boxeo, el tinerfeño Wenceslao Montelongo Expósito. Ante tal plausible iniciativa, hay que recordar que nuestro personaje nació en Santa Cruz de Tenerife el año 1934. Se inició como púgil a las órdenes de los preparadores Rogelio Alberto -luego, inolvidable, y en una amplia etapa, masajista del CD Tenerife- y Juanito "Terremoto", que estaban al frente del popular gimnasio "Cuatro Torres", gran vivero de boxeadores. Wenceslao Montelongo actuó, como amateur, bajo el pseudónimo de "Renacer"; y aunque solo disputó una veintena de combates, se enfrentó, en su época, a los púgiles más significativos del momento, debutando ante Marcos Benavente y terminando su corta carrera frente a Ángel Chinea, en los albores de la década de los 60 del pasado siglo. Tras colgar sus guantes desempeñó papeles de ayudante de preparador, auxiliando a Peraza, que dirigía la Sala Iberia, gimnasio de gran solera en el pugilismo tinerfeño, que estaba ubicado en los aledaños del ya desaparecido Parque Recreativo, sala cinematográfica de gran pujanza en aquella época. Wenceslao Montelongo llegó al campo del arbitraje a principios del año 1967. Debutó como tal en una velada celebrada en el acuartelamiento de Hoya Fría, donde más tarde, el comandante Ramos Aspiroz iba a desempeñar una ingente labor pugilística, siempre muy recordada. Tras una larga campaña de actividad, reciclajes y cursillos, logró el título nacional en el año 1972, con motivo de los Campeonatos de España celebrados en Almería. Desde esa fecha, y durante cerca de treinta años, Montelongo actuó, o bien como juez o bien como director de combate, en Campeonatos de España, arbitrando varias finales, que era la meta más ansiada cuando se ostentaba dicha titularidad. Y en ese ínterin logró, por sus méritos y regularidad, la internacionalidad, que empezó a lucir en el "Torneo Boxam", celebrado en Zaragoza, en 1977, donde Wenceslao quedaba integrado como miembro de la Asociación Europea de Boxeo Amateur (EABA), el máximo organismo rector en el continente, en las lides de jueces y árbitros pugilísticos. Como internacional, y aparte de estar presente en todas las ediciones del mencionado BOXAM, estuvo también en los encuentros donde España actuó frente a equipos como Cuba, Bulgaria y Portugal, así como en un gran número de torneos como, por ejemplo, los celebrados habitualmente en Grecia, Venecia, Florencia, Túnez, Dinamarca, etcétera. Como simple anécdota, Wenceslao Montelongo siempre se ha mostrado orgulloso de haber arbitrado, obviamente, en diferentes épocas, a tres padres y a sus respectivos hijos: los "King Dongo", "Ray Castro" y Francisco Gálves. También, en su dilatada carrera como árbitro nos sigue recordando aquella final de los pesos gallos, en el Boxam'76, cuando el almeriense Juan Francisco Rodríguez, en un combate tan sensacional como inolvidable, consiguió la medalla de oro ante el francés Aldo Cosentino. Y lo que nuestro personaje siempre tendrá grabada en su memoria fue aquella velada de junio del 84, en el pabellón municipal de Deportes de Santa Cruz, cuando se le saltaron las lágrimas al recibir una prolongada y unánime ovación del público tras parar el combate, en el momento más oportuno, entre el cántabro Julio Gómez y el andaluz Ramón Guirado, en la final de los pesos moscas, donde Gómez salió triunfador. Wenceslao Montelongo era el director de aquella contienda y los jueces, los peninsulares Carbonell y Mateo y, los canarios, Valle y Peña. Ha sido, de forma sinóptica, la trayectoria deportiva de un árbitro que siempre se distinguió por sus profundos conocimientos boxísticos; por su elegancia impartiendo justicia entre el ensogado; por su modélica tranquilidad y sosiego; por la educación y caballerosidad que esparció tanto fuera como dentro del cuadrilátero. Por toda esta serie de virtudes, en el año 2001, y con atinado criterio, la Asociación de Periodistas Deportivos de Tenerife (APDT), que presidía Agustín Arias, le otorgó el premio "Leyenda Deportiva". En aquella velada, celebrada en el teatro Guimerá, Wenceslao Montelongo tuvo "su noche", que compartió con su esposa; con sus hijas e hijos, dos de los cuales, Juan Tomás y Aitor han heredado parte de la sabiduría pugilística de su progenitor; y por muchos familiares y amigos que, en dicha jornada, testimoniaron su afecto y admiración al sobresaliente árbitro isleño. Ahora, por mediación de la Asociación Canaria de Amigos del Boxeo, que preside, como ya hemos apuntado, Felipe González Delgado, se quiere rubricar esta serie de reconocimientos y atenciones, donde la intervención del ex presidente de la Federación Canaria de Boxeo, Domingo Díaz Perdomo, ha sido, como siempre, fundamental y decisiva.

http://www.eldia.es/2011-07-08/JORNADA/46-boxeo-rinde-homenaje-Montelongo.htm

 

 

IN MEMORIAL

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Búsqueda personalizada

 

 

Todas las fotografías expuestas en las galerías son Copyright de su autor. Está prohibido utilizar cualquier fotografía para su exhibición o impresión en temas comerciales o privados sin permiso expreso de su autor. Para cualquier tema relacionado con la web puede enviar un mensaje a canarymundo@gmail.com